Sunday, November 21, 2010

Chico Perico mató a su mujer



Chico Perico mató a su mujer,
la hizo tasajo y la puso a vender,
nadie la quiso, porque era mujer.


Desde los insultos del tamborilero de la gigantona a la critica social mejor conocida como la "chifleta," la ronda o copla es una forma perversamente nicaragüense. Prima bastarda del haiku, la copla es cinica, bañada de un nihilismo que raya en lo absurdo. En "Chico Perico y su mujer" Joaquin Pasos destaza los elementos que constituyen esta copla como entidad cultural:

"Para nuestro pueblo nicaragüense--espectador y director de ese guiñol--el casorio es eso: el cura echando una bendición. La consumación del matrimonio de los muñecos es un corto beso que suena como un golpe de castañuelas."

Antes descrita como "el seco y duro beso de dos bolillos de pochote," la union de Chico Perico y su mujer es para Pasos una forma del teatro de títeres o guiñol, similar al Punch and Judy inglés. Hasta ahi vamos bien. Pero luego Pasos vira hacia una descripción Católica de la copla, tipificándola como una forma que edifica a la sociedad a traves de la catarsis que ocasiona el encuentro con lo absurdo.

Me parece que la copla desnuda las cosas y luego las abandona y es precisamente este abandono y maltrato lo que logra la risa. Como las caricaturas, la copla es sucinta en su perversión.

Caricatura de Zavala Urtecho

1 comment:

  1. Ve que alegre!!! LINDO VER COMO SE PROMUEVE EL MACHISMO. Por eso estamos como estamos.

    ReplyDelete