Sunday, June 27, 2010

El Teniente Corrupto



Hace algunos meses, nuestro comandante--que además de ser un habilidoso estadista es también un cinéfilo ateperetado--aludía a la película "El Teniente Corrupto" durante un colorido discurso en ocasión del 30 aniversario de la Policía Nacional.

Recuerdo haberme sentido invadido por un sentimiento de confusión, pero también de profunda admiración, ya que después de todo no son muchos los presidentes que ademas de mantener una apretada agenda de trabajo, se mantienen al tanto de los estrenos en la cartelera mundial. Así que decidí tomar la recomendación de nuestro sabio mesías muy en serio y me senté a analizar la nueva puesta en escena del director Werner Herzog.



Luego de tres horas en las que Nicolas Cage se pasea por New Orleans aspirando cocaína, retoza con una puta de buenos sentimientos (Eva Mendes) y descubre que el fracaso es igual o más ilusorio que la victoria, me di cuenta que nuestro comandante no había visto la misma película. Quizás se confundió y se refería a la película original de Abel Ferrara , versión moralista, divorciada de la locuacidad de Herzog.

Y es que en los numerosos asides de tinte absurdista que interrumpen las aventuras de nuestro héroe cocainómano, Herzog nos presenta la fragilidad de una mente intoxicada por la paranoia del poder y por los delirios de una empresa maquiavélica y perversa. "Ahí no hay un garrobo," le dice Val Kilmer a un Nicolas Cage extasiado de potencia.



Ojalá que el comandante se tome el tiempo de seguir sus propias recomendaciones y mire esta joya cinematográfica de un alemán que nos ha regalado ya varios de sus delirios. Ojalá que el comandante, luego de guardar la copia pirateada en su amplia colección, se mire al espejo y se pregunte: ¿Serán reales los garrobos que veo cuando manejo en mi Mercedes por Managua?

Friday, June 18, 2010

"Como el pianista frente a su ventana"



No recuerdo a quien le pertenece una acertada reflexión sobre los sueños de poder que espantan a todos los poetas. El poeta sueña con cambiar el mundo, mientras que el emperador/rey/dictator realmente lo hace; no hay golfo entre sus sueños y sus posibilidades. Quizás el motor de la poesía es esta disyuntiva, una batalla contra la impotencia en la cual el poeta siempre esta destinado al fracaso: el poder no le pertenece. Pero, que ocurre si el poeta llega al poder?

Estos eran los pensamientos que me embargaban al leer la última (o penúltima) colección poética de la vocera/coordinadora/primer ministra ad hoc/poeta/compañera Rosario Murillo. Escrito "entre Septiembre 2003 y Mayo 2004," el El Corazón del Mundo o El Atrevido Corazón puede ser encontrado en la pagina oficial de "la Chayo" o "Chayonline" y nos abre una ventana a las ansias de poder del poeta:

"Ahora, cuando los días se suceden, uno a otro, uno a otro
idénticos como formación de combate
ahora, cuando los recuerdos queman,
y el futuro sigue siendo deber impostergable
por qué, entonces
indiferentes, o impotentes como el pianista frente a su ventana,
vemos pasar las filas ..."

"Como el pianista frente a su ventana" se sentaba nuestra primera dama en "El Carmen" mientras su esposo planeaba su ofrenda de poder en reuniones en "El Chile" o en "El Raizón." La poeta arde por el poder que le permita construir ese futuro, que aunque siempre impostergable, se convierte en material poético--el poeta recobra la potencia desde el poder pero pierde su pluma, extravía su pureza.

Thursday, June 17, 2010

Anatomía Tipográfica



Regreso del norte y encuentro la proliferación de una plaga tipográfica. Desde pequenos rotulitos, hasta enormes cubos (muy brutalistas) con un tipo de formas nauseabundas y tintes rosados--sans serif.

No hay nada mas capitalista que el sans serif.

Pero la verdad es que no puedo identificar el nombre de la tipografía favorita de nuestra omnisciente primera dama, espiritu de luz y de sabiduría. Se parece un poco a la Helvética, con una pizca de Trebuchet MS, y mantiene la cohesion ideológica de su mensaje, tan new age y optimista.

Y es que decía Walter Benjamin que la tragedia del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán fue la inmensa cohesión poética de su empresa. Con esvásticas decoradas y versos alejandrinos de hierro adornaron las avenidas ruborizadas de Hamburgo.

Hoy encuentro a la ciudad acuífera rodeada de una tipografia irremediablemente coherente con el nuevo modelo, el ultimo modelo, nuevo de paquete.

Wednesday, June 16, 2010

Gavrilito Princip



Fue Alexander Hamilton el que se desangró largamente (mientras respiraba el aire impregnado de mierda de vaca). Quizás pensaba en la imperiosa necesidad de desprenderse de las costumbres medievales en el nuevo contexto federalista.

Pero ya nadie recuerda a Aaron Burr, prócer mas bien alcohólico, cuyos sueños etílicos jugaron un papel aún mas importante que las ideas monetarias del Sr. Hamilton. Y esto ocurre con frecuencia. Ya nadie recuerda la proeza de John Wilkes Booth, pero en todos lados se escucha el nombre de Rigoberto López Pérez. Si se viene del Memorial Sandino, el visitante de la capital acuífera (léase Managua) se encontrara con rimbombantes arcos de cemento que encierran un altar a la remilgada figura del ilustre ajusticiador.

Propongo que de ahora en adelante las calles de la capital nicaragüense lleven nombres de figuras olvidadas. Seria excelente bajar por la Avenida Gavrilito Princip, doblar sobre el Paseo Isabel Martínez de Perón, y seguir sobre el Bulevar Klaus Barbie hasta dar con Repuestos "La 15."

Friday, June 4, 2010

Goldman Sacked


I want to the hear the aural summit,
wear the long overcoat obscene,
and play the part of Marxist rambler
to a crowd of tilting chandeliers;

be the scenester of the black brigade,
a thieving monk and a jewish saint,
jade in hand with ethereous burps,
the dangle of saliva, and notorious smell.

However fine,
the dream abides
for Lester
Holdings LCC.

In his painted chambers
of Manhattan’s bluest
vault, sealed from the rabble
he rouses from the deal.
Hand with hand in prayer
and lips on folded fingers,
Lester sees that it is good
and sunny in his leather chair.